Germán García - Archivo Virtual / Centro Descartes, Buenos Aires

Los banqueros de la lengua

# (julio 2011). Los banqueros de la lengua. En Descartes N°21, Por una política del Witz (p.7-8), Buenos Aires.

Lacan dice "acción del significante, pasión del significado". Supone el signo de Saussure. Esta expresión donde hay una acción del significante previa a una pasión del significado parafrasea a alguien de quien se acuerda, poco antes del morir. Tristan Tzara, en un Manifiesto Dada dice "el pensamiento nace en la boca". Si "el pensamiento nace en la boca" la profundidad queda abolida y es la acción de ese significante que uno pone en juego la que provoca o no provoca una pasión del significado. Opino que desde Las nubes de Aristófanes hasta este dibujo de Caloi, en el que el señor que lee el diario en lugar de poner el pie en el cajoncito lo pone en la cabeza de quien le lustra los zapatos, la acción del significante puede provocar las más diversas pasiones. En última instancia, desde que las palabras y las cosas se separaron -porque ya no hay mensajes de los dioses según el Crátilo- hay que buscar legisladores que digan qué palabra se corresponde con qué acontecimiento de la ciudad, con qué objeto determinado.  La relación entre el referente y el objeto ya no es  unívoca. Hablar, decía Lenin, ya que estamos en ese tono, es hacer propaganda. Entonces charlar, escribir, discutir, publicar es querer articular la acción previa de un significante sobre los efectos negativos o positivos que tienen sobre nosotros los significados correspondientes, es decir, las pasiones que esos significados despiertan en los cuerpos y/o en la ciudad. 

En el Coloquio, que es una respuesta tardía a la invitación de  Eric Laurent a exponer el tema, a la acción del significante le responden los banqueros de la lengua; que negocian esa acción del significante. Respecto de humor hay quienes dicen que al ser una válvula de escape en vez de apresurar el  cambio  social crea una homeostasis. Están otros  que dicen que el humor puede ser subversivo, en tanto ataca la apariencia que necesita el poder para sostenerse, para hacerse creíble como ideal colectivo (al igual que una clase social que cree ser el ideal de todas las clases). Creo que no es ni una cosa ni la otra, ni las dos cosas:  el humor juega, como cualquier discurso, distintas funciones en diferentes momentos políticos según su emplazamiento social (es decir lo que Freud llama "la capilla"). 

En un congreso Bretón intentó apropiarse del movimiento Dada para colocarlo bajo el nombre de surrealismo. Tristan Tzara afirma, en otro contexto, lo siguiente: "esta tarea no fue ordenada por una fuerza sobrenatural sino por el cartel de los mercaderes de ideas y los acaparadores universitarios." Es decir que la subversión Dada surgida en Zurich caería según las razones de Tristan Tzara "en el cartel de los mercaderes de ideas y los acaparadores universitarios."  Efectivamente, el surrealismo sirve para hacer tesis como todo lo que anda por el mundo, incluido el marxismo. 

Lacan repite otra idea de Tristan Tzara al final de su vida para responderle a Althusser: "El señor A. (Althusser) me hizo acordar al señor Aa, antifilósofo, de Tristan Tzara". Lacan dice la jerarquía no se sostiene sino por administrar el sentido. Una jerarquía es una administración del sentido, es decir administra las pasiones que las palabras provocan. Lo diré con aquella afirmación Dada: 'los banqueros de la lengua siempre recibirán su pequeño porcentaje de la discusión'. 

En cuanto a lo cómico que  supone la brusca separación de la imagen social y su soporte simbólico, cae fuera de estos juegos del significante y pone en juego un objeto del que no hablaremos en la ocasión. Se trata de un tropezón que revela de manera súbita el objeto que cada uno es en una circulación cuyas consecuencias ignora. Otra vez será. 

Nuestro Coloquio llamado Por una política del Witz, en  homenaje a Sigmund Freud, encontró su título en un trabajo de Jacques-Alain Miller.

Tomen estas palabras como una invitación a continuar con el  tema.

Designed with Mobirise ‌

Web Page Builder